Hey, It’s Me! Marioo! (Reseña: Real de Catorce)

Aprovecho para contarles como estuvo el viaje.. y también para que les sirva de ‘tips’ a quienes se animen a darse la vuelta por Real.. 

La verdad el viaje estuvo bastante bien.. salimos el viernes a Saltillo a dormir allá.. en el camino me enteré que en Saltillo dejan de vender alcohol a las 10 de la noche! eso si son ganas de joder jaja.. pero bueno.. aprovechamos y fuimos a un como country club donde había una fiestecilla.. todo tranquilo.. al siguiente día nos dirigimos temprano hacia Real, tomamos carretera hacia Matehuala, donde recogimos al novio de una amiga que venía de San Luis.

@ Saltillo

Ya de ahí tomamos el camino hacia Real de 14.. a medida que te vas acercando el camino comienza a complicarse.. carretera dos carriles.. camino empedrado dos carriles (donde se nos ponchó una llanta por cierto).. hasta que llegas a la entrada a Real. Aquí comienza lo interesante.. para entrar tienes q atravesar una montaña, es decir el pueblo está como que rodeado de cerros sin acceso para autos que no sea otro que atravesando el túnel (de un solo carril).. éste es un túnel a la antigua, nada de cemento ni maquinaria, solo picos-palas para hacerlo (eso nos contaron) y madera para soportar el peso.. Ya una vez que lo atraviesas llegas al pueblo de Real de 14.. (Son aprox. unas 4-5 horas de Monterrey a Real de Catorce)

Flat Tire!Real de 14Túnel del Tiempo

Entrando.. es como viajar en el tiempo.. parece que el tiempo no ha pasado por ese pueblo.. hagan de cuenta que es el México que pintan en las películas americanas.. calles empedradas, gente a caballo, puestos de vendimia por todos lados, casas de adobe y ladrillo, tierra por todos lados.. algo distinto a lo habitual.

Una vez ahí nos dirigimos hacia donde nos quedaríamos.. Villas Campestres Alcazaba  un lugar bastante agradable.. recomendado.. era una villa para 6 gentes donde metimos 10 jaja.. el costo no lo recuerdo pero estaba muy accesible.. tiene todas las comodidades sin perder la mística de lo rústico.

Después de instalarnos, rentamos unos caballos (100 pesos el paseo por 2 horas), para conocer el pueblo y sus alrededores.. a mí me toco Marlboro jaja así se llamaba mi caballo.. y cabe señalar que para ser mi primera vez a caballo me fue muy bien.. El tour a caballo te pasean por el pueblo hasta salir de él y subir las montañas hacia un “pueblo fantasma” y las ruinas que quedaron de él.. Los caballos no son de lo mejor, pero aguantan el trote y se animan a galopar si los azotas un poco hehe..

El paseo está agradable, los ‘guías’ te van explicando un tanto los lugares por los que pasas, pero realmente aquí lo bueno es el montar a caballo y la vista que tienes del pueblo una vez que subes las montañas.. ya estando arriba nos agarró una granizada que duró unos 10 minutos.. bastante extraño pero divertido.. en total el paseo duró como 2 horas y media entre cabalgar y tomarse fotos.

Paseo a CaballoReal de 14 desde las alturas

De vuelta en el pueblo.. más que adoloridos por la cabalgada jaja.. llegamos a la plaza.. donde para nuestra suerte había un evento de la alcaldía.. donde había música en vivo, comida y alcohol gratis! ooh si, así debería de ser en todos lados jaja.. No, la neta si se la rifaron con eso.. y pues aquí es cuando uno agradece que todavía estemos en un país donde exista gente tan amable y humilde.. nos trataron de lo mejor.

Got Drinks!? XD

Nos dió la noche.. y nos dirigimos de vuelta a la Villa para seguirle.. una fogata a la luz de las estrellas.. acompañada de una guitarra, unas copas y aderezada con tus amigos.. bastante completito el paquete.. Y así estuvimos hasta la madrugada cuando salimos a caminar al cementerio y a los alrededores del pueblo.. Siguiente día.. despertarse tarde y emprender el viaje de vuelta..

En cuanto al clima.. fuimos a principios de Abril y estaba muy agradable.. solo que si en la noche se puso algo frío.. hay que llevar alguna chamarra ni muy muy ni tan tan eheh. En fin, sobre Real de Catorce, es un viaje bastante recomendable para hacer un fin de semana en compañía de tus amigos.. es bastante ecnómico (más si hay fiesta de todo el pueblo jaja) y con que te quedes un par de días es suficiente, tampoco hay tanto que ver.. Sirve para distraerse un tanto y hacer una pausa en el presuroso andar de la vida moderna.. 

P.D. Sobre el peyote para los curiosos.. dicen los locales que está un tanto escaso.. que hay que caminar un poco al desierto para encontrarlo.. pero no está de más decirles que todos los caminos llevan a Mario World jaja

Anuncios

6 Responses to “Hey, It’s Me! Marioo! (Reseña: Real de Catorce)”


  1. 1 Adrian diciembre 17, 2007 en 7:27 pm

    Pues que chido que te gusto real, yo vivo en matehuala aunque soy de aguascalientes, creeme que te falto tiempo para conocer mas el pueblo magico, te recomiendo que la proxima vez que regreses te informes acerca de las ceremonias huicholes y los lugares sagrados que se encuentran en estacion wadley y estacion catorce (bajando del cerro) saludos !

  2. 3 VERONICA octubre 28, 2009 en 8:33 pm

    zolo qria compartir mis viajes a REAL DE CATROCE y pues estuvo bien chido por que a parte de q conoci partes muy bonitas logre a acer muchos amigos alla y espero ir pronto para ir a visitarlos y vivir la gran esperiencia VIVANLA NO SE ARREPENTIRAN SE LOS ASAEGURO OK…

  3. 4 veronica b noviembre 8, 2009 en 4:58 pm

    Ps k padre k los k an komentado les a gustado la experiencia en el Real. Yo soy de Matehuas pero vivo en Houston, y kada d vamos a Mate ps le damos una vueltecita al Real. Yo se k nadie menciono aki la religion ni la iglesia de Real pero no se si sabian k en donde esta la Iglesia se dice k antes era un cementerio!?! uhhh y k mucha gente kada aNo hace mandas y se van kaminando desde donde viven hasta el Real osea por las montaNas.

  4. 5 Martha Santos septiembre 26, 2010 en 11:50 pm

    Te recomiendo que subas al cerro El Quemado. Es donde los huicholes hacen sus ceremonias. Generalmente dejan ofrendas a Jícuri, deidad relacionada con el peyote.

  5. 6 Librattus enero 2, 2011 en 4:47 am

    Que fregón post, ya extraño volver a ese pueblo mágico, degustar de la magnifica comida italiana en frente de la plaza en el restaurant “Cactus”.

    También degustar unas gorditas con orégano y café con canela en un puestito enfrente de la iglesia de San Francisco de Asís.

    Sin olvidar convivir con gente desconocida en la gran fogata por el cementerio, sin duda Real de Catorce es una experiencia genial.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: